Mi teoría sobre la humanidad

Todos los seres humanos están incompletos, más hay una fuerza incomprendida que sería la via para la complementación humana, la liberación, aunque en si misma también puede ser su condena.

Tal sea la falta ha derivado en ideas como la de encontrar la media naranja para ser feliz, más creo que es una interpretación erronea de esta fuerza y de nosotros como seres humanos.

Esta fuerza de la naturaleza poderosa nos llama a dirigir nuestra vida y nuestras energías en principio en tener un hijo -y no es cuestión sola de las mujeres-

Esta fuerza es la feminidad y su expresión más reconocida es la maternidad, mas no es su unico faceta, por que el arte, el servicio a los demás, la naturaleza, lo espiritual y la dulzura son otras formas de expresarla.

La mujer tiene ventaja con respecto a esta fuerza sobre el varón, porque reconoce la carencia como parte de su identidad al no poseer el falo, en cambio el varón se identifica con el falo.

Así que la mujer al aceptar su carencia es la que la lleva a una busqueda continua de la feminidad más el varón pretende no darse cuenta de su carencia. Es por eso que el varón le cuesta amar, porque amar es en cierta forma una aceptación de nuestra carencia más el varón por naturaleza no ha sabido aceptarlo.

Más aun la mujer tiene el don de dar vida que es el don por excelencia de la feminidad más el varón inconcientemente se da cuenta que la mujer en ese aspecto es superior a él, así que movido por su complejo trata de apropiarse de la mujer, de convertirla en esclava, de hacerla menos que él.

Leer  La disociación

Tal es el caso de la Biblia donde Eva era contruida con la escencia de vida, no con una costilla, de forma que la mujer originalmente no quedaba en segundo plano y así se puede comprobar en la historia de la humanidad.

El fin de la feminidad es en si mismo invocar lo mas sublime del ser humano, a partir de lo cultural, arte, etc. o bien de la maternidad.

Nuestra misión como seres humanos es aprovechar esa fuerza para nuestro crecimiento y no ser esclavos de esa fuerza, en un mundo sobrepoblado la maternidad tal vez no seria lo mejor para el mundo.

Estos botones respetan tu privacidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *