El compromiso de la comunicación

  • El principio de toda comunicación satisfactoria es el deseo -el deseo de comunicarnos. Este deseo no puede ser algo vago y negociable. Tiene que ser una postura de roca firme de la voluntad, una decisión interna, una firme promesa a nosotros mismos y a los demás con los que tratamos de relacionarnos.

    Estoy decidida a trabajar en esto, a darle todo lo que tengo. Este compromiso es incondicional: no hay letritas finas en el contrato, no hay un «si» o un «pero», ni límites de tiempo. Trabajaré en eso cuando sea fácil y cuando sea difícil. Trataré de decirles a todos quien soy. Y escucharé y sabré quiénes son ustedes. Haré esto cuando me sienta en la disposición de hacerlo y cuando no me sienta así. Prometo estar allí con ustedes, incluso cuando la niña que llevo adentro prefiera jugar un juego, hacer una rabieta o castigarlos. Primero permanecer allí incluso cuando sienta deseos de renunciar. Juntos trabajaremos para compartir hasta que hayamos construido líneas sólidas de comunicación. Solo entonces podremos experimentar la plenitud personal que acompaña a la comunicación satisfactoria.

    Todo esto pudiera parecer como si el compromiso de la comunicación requiriera una voluntad de hierro sólido. La verdad es que en realidad no existe la voluntad hierro. Lo que es débil o fuerte en nosotros es la motivación. Cuando una persona está motivada parecerá que tiene una voluntad fuerte y decidida.

    Los seres humanos podemos hacer cosas increíbles si estamos lo suficientemente inspirados. Casi siempre el motivo toma la forma de una vida del escape del dolor o de la anticipación de una recompensa.

    Cuando la presencia dolor logra que nuestras vidas serán muy desagradables, nos motivamos hacia el cambio. O cuando las recompensas de un logro parecen ser suficientemente grandes, estamos dispuestos a pagar el precio y ganarnoslas. 

    Estos botones respetan tu privacidad
    Leer  Trastorno esquizoide

    6 thoughts on “El compromiso de la comunicación

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *