Cuento: El reino Oospora

Advertencia, este cuento contiene violencia fantástica moderada, se recomienda leer con la supervición de un adulto a los menores de 13 años :p

Hace mucho tiempo vivía un chico en un pueblo

—Mira lo que he conseguido (traía una tarjeta holográfica con figuras geométricas hiperdimensionales)

—Está prohibida la tecnología para los campesinos

Aquel chico odiaba a los nobles por todas las injusticias que cometían en su reino, por la tanta hambre que los hacían pasar y las constantes humillaciones.

—Aprenderé los secretos de esta tarjeta para mi gente

Había un evento en el pueblo donde la princesa estaba en un desfile.

—Malditos nobles, nos dejan morir de hambre —Dijo un hombre anciano avalanzandose sobre la princesa con una daga.

La princesa sacó un instrumento de metal que dirigió al sublevado y lo perforó tres veces dejandolo sin vida.

—Todo el pueblo estaba atónito, nunca habían visto semejante arma más letal y veloz que el arco y la flecha, fue una terrible tragedia lo que ocurrió ese día.

El chico pronto quiso olvidarse de tan horrible evento, ¿quién hubiera siquiera imaginado que algo tan horrible y raro hubiese ocurrido? así que fue a distraerse en el bosque para ayudar a recuperarse del trauma de lo que había visto.

La princesa estaba caminando sobre el lago, el chico no podía creerlo.

—¿Quién está ahí? gritó la chica

Seguido el chico se puso a huir desesperado, pero una rama de árbol se doblo y lo golpeó dejandolo sin conocimiento. Al pasar una hora el chico se despertó

—Por favor, déjame ir—Suplico el chico bastante asustado por su vida

—¿Después de lo que viste crees que te dejaré ir tan fácil? —Refiriendose a ella caminando sobre el agua

—amm, sí

—Muy  bien, entonces nos vemos Dijo con una sonrisa que no lo podía creer.
Y lo dejó ir como si nada temiendo ser asesinado por la noche o quizá algo peor. Al día siguiente unos bravucones querían aprovecharse del chico pero llegó una chica misteriosa y los golpeó y los sofocó. Se formaron muchos rumores, ella era la chica de intercambio, pero nunca nadie había visto sus ojos porque siempre usaba lentes negros.

Leer  Un lenguaje sin negaciones

En la hora del almuerzo se dio cuenta que ella no estaba en ningun lugar, hasta que fue a la azotea y tan sólo estaba levantando sus manos al cielo. Fue durante 3 días a observarla por curiosidad hasta que ella lo descubrió por accidente.

Sin duda ella usaba un perfume de la más alta calidad porque siempre tenía un olor floral.

—Perdona, es que no pude evitarlo

—Pues que mal

—Te invito a comer con el carnicero esta noche para compenzarte

—De acuerdo

Estando los dos juntos en la tienda del carnicero pidieron lo que iban a pedir, más ella no pidió nada para comer, sólo agua.

Empezaron a tener un pequeño diálogo casual. Al final ella se había tomado 6 botellas de agua.

—Lo siento, no me queda espacio

El chico estaba muy desconcertado, se preocupó por su peso. No estará pasando uno de esos traumas alimenticios muy de moda que tienen las personas por tener un figura perfecta. Se preguntaba el chico en su mente. El chico le empezó a hablar más desde ese día y la acompañaba a la salida un tramo hasta su casa diciendo que se ha dado cuenta que evita mucho comer y que se preocupa mucho por su salúd.

Entonces ella lo tiró y lo besó, más de una escupió o tiró su bebida cuando esto pasó en medio del patio de la escuela. Fue un beso largo y profundo. Después de un rato un grupo de chicos se acercaron al chico en tono festivo y jovial.

—Cuentanos, ¿que es lo que más te gusta de ella?

—Su boca, es increíble, sabe a un tipo de menta —Dijo perdiendo la atención y uno entre ellos le dijó:

Leer  Conoce el árbol nacional mexicano

—Creo que se a que te refieres, sus besos deben ser de otro mundo. ¡Muy bien! —Exclamaron todos festejando a su amigo

Un día se le ocurrió preguntarle por sus padres, mm, no tengo mamá, sólo papá.

—Que triste, perdóname.

—No te preocupes, he vivido así toda la vida, no me afecta para nada.

Tiempo después le pidió el chico casarse. Aunque ella se emocionó le dijo:

—No puedo

—¿Por qué?

—Bien, vamos a mi casa

Pasaron por el bosque mágico hasta que llegaron a una mansión. El chico se quedó perplejo. Lo suntuoso del edificio era sin duda algo inefable, que deja boquiabierto a cualquiera.

—Te presesentaré a mi papá

En un trono de oro estaba una planta y habían muchísimos sirvientes dando la bienvenida. Entonces tomó la planta, se sentó en el trono y ordenó:

—Asuntos externos, reporte:

—Eurasia y China continental han propuesto una nueva reglamentación sobre residuos tóxicos

—Economía, reporte: La Bolsa de Valores está en caída

—Crímenes mayores: Traidores a la corona

—Ejecútenlos publicamente en la plaza mañana al medio día.

—¡Qué! ¡No puedes hacer eso!

—Entonces la guardia real se acercó para arrestar al muchacho por contestarle así a ella.

—¡Alto! Aléjense, ¡si lo tocan los ejecuto!

—Tengo muchas dudas, estoy asustado —Dijo el chico bastante perplejo.

—Pues si estuvo muy rico y todo pero estoy embarazada, soy esporofita

—¡Qué! ¿Cómo que esporofita?¿Embarazada? Si nunca  —Entonces lo interrumpió bruscamente y dijo:

—Soy una planta, moriré, si no muero no puede vivir mi padre el gametofito, solo soy un ciclo menor en la vida de las plantas. —Las plantas nos alternamos en reproducción sexual y asexual, soy la generación que se reproduce asexual. Dijo todo esto llorando

Y así explotó y llenó todo el salón real de esporas. El muchacho se quedó congelado unos segundos con una mirada trastornada hasta que gritó estrepitosamente horrible como si lo estuvieran matando.

—NOOOOOOOOOOOOOOO!!!

En cambio la planta de la maseta absorbio sus restos cercanos y logró tener forma humana, ¡era el rey!

Leer  Les hablaré sobre el amor.

—¡Al fin he crecido!

—¿Qué le hiciste?

Viva el rey gritaron todos los sirvientes al unísono coro

—Aquí esta mi hija —Tomó una espora y se la dio —¡Ahora saquenlo del palacio!

El lloró por meses, pero puso la espora en su maceta hasta que nació una planta y dijo sus primeras palabras: ba, bubu, gaga

—¿Es hembra o macho? Un momento, veo un arquegonio, es hembra.

—Al mes parecía un bebé humano

Luego de meses un grupo de personas se acercaron a el y a su bebé y le dijeron

—Nos enteramos que ese bebé lo tuviste con tu novia

—¿Eh?

Pasado el incomodísimo momento de mal gusto el tratando de salir adelante como podía reflexionó:

«¿Nos controlan las plantas? ¿Están entre nosotros? Como sea yo llevaré mi vida en paz y no me importa que los nobles sean en realidad plantas humanoides»


Pasó mucho tiempo ya y enconces le habló su hija:

—Aun tengo la escencia de vida de mamá, pero mamá era esporofita, yo soy gametófita, yo no soy mamá, mamá viene en el siguiente ciclo de vida vegetal. ¡Cuando muera yo ella volverá a la vida!

—¡Esto es tan confuso! Puedes ser ella pero no lo eres, pero ser ella es no ser tú y morir.

—Te digo una cosa, así pasa con toda la vida, pero lo que nunca cambia es lo que llevas adentro, eso es tu amor por mí y por ella.—Le dijo su ahora adoptada hija de 5 años.

 

Este cuento es mi tarea de botánica sobre explicar la reproducción de las plantas (con un cuento) y por eso es que el cuento es bastante curioso o.O e inesperado para mí a pesar de que lo escribí yo misma.

Estos botones respetan tu privacidad

1 thought on “Cuento: El reino Oospora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *